Calígula

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Calígula

Mensaje por Nat Graveyard el Dom 2 Ene 2011 - 22:11

Son los deberes, más bien dicho parte de ellos, de Filosofía que me han mandado para estas Navidades... Sencillamente diré que me ha parecido interesante publicar aquí mi comentario sobre esta obra de teatro desde el punto de vista filosófico, no toco en absoluto opinión alguna desde el punto de vista de la dramaturgia. A ver qué os parece:




COMENTARIO PERSONAL ACERCA DE “CALÍGULA”, DE ALBERT CAMUS:


Ciertamente es una obra de teatro curiosa, aunque en cierta parte me ha decepcionado. No sabría decir el qué (mentira, sabría) pero pese a su maestría me sigue pareciendo inconclusa, al igual que la vida misma. Solamente he visto algo que me ha parecido realmente interesante: el hecho de que para disfrutar de la vida sea necesario algo sobrehumano. Diría que esa es la frase que resume por completo la filosofía del personaje, algo que llevado a su extremo es la obra entera aunque, en mi opinión, un extremo equivocado que ni siquiera va realmente ligado a su propia esencia.

El personaje de Calígula erra en una cosa básica de su razonamiento: da igual lo que intente hacer, pese a que crea que sea don de dioses o algo superior a la humanidad, el es humano, y si lo consigue hacer es que es humanamente posible. Si fuera algo sobrehumano da igual cuántos fueran sus empeños por conseguirlo; no se haría realidad, porque entonces estaría contradiciendo su propia definición. Por esa razón me parece una filosofía un tanto absurda, cosa que no me extrañaría que fuera la razón por la cual Camus la plasmó (*). Se ata a matices que no son sólidos, está asentada en pilares de arena; o sencillamente está mal enfocada.

La Luna, ese elemento que le conferiría una razón verdadera para vivir, teóricamente porque es algo inhumano, superior a nuestro alcance, que de tenerlo haría que todo cobrara sentido. Todo podría cobrar sentido si se diera cuenta que de conseguirla estaría errando en su propósito, que si la consiguiera pasaría a ser algo humano. La humanidad en ese sentido sería como la mano de Midas, lo convertiría todo en oro, en algo posible para el ser humano, objetivo completamente opuesto al que Calígula se había fijado.

El hecho de que para disfrutar de la vida sea necesario de algo sobrehumano me parece absurdo, porque definitivamente es algo imposible por lo contradictorio que resulta. Otra cosa es que consideres elementos sobrehumanos, en el sentido de “por encima de la humanidad” (al estilo de las ideas “superiores” de Platón), elementos como pueden ser la belleza, el amor, el bien… Ahí estaría el “desenfoque” de la obra. Calígula está intentando encontrar algo que en realidad no es lo que busca. Dejémoslo en falta de perspectiva o en locura pura. Su lógica no es que sea ilógica, sencillamente es falsa. Y con este matiz de la conclusión diré que acabamos de estudiarlo… Vamos, que la verdad no está ni remotamente ligada a la lógica. No sé si llegar a este pensamiento era el objetivo que había que cumplir con este comentario pero si lo desarrollo una página más no haré sino recrearme en los mismos conceptos ya mencionados.

Ahora, por aportar algo más a todo este galimatías de ideas, haré referencia al paralelismo que creo que guarda mi pensar con el de una persona agnóstica, cosa que por lo visto estoy resultando ser. No diré nosotros. Esta es la definición de agnosticismo que nos ofrece el diccionario: El agnosticismo (del griego α- a-, sin + γνώσις gnōsis, conocimiento) es aquella postura filosófica o personal que, a grandes rasgos, considera inaccesible para el ser humano todo conocimiento de lo divino y de lo que trasciende o va más allá de lo experimentado o experimentable. Muchos dirán que esta lógica es falsa, pero es lógicamente innegable, allá cada persona considerar una u otra cosa verdad, eso es cosa de cada cual.

No sé si por fortuna o desgracia todos estos conceptos están tan terriblemente relacionados unos con otros que resulta horriblemente complicado separarlos sin darse cuenta que a su vez definen, alias complementan, al siguiente. Es una cadena de ideas y de pensamientos ciertamente humanos aunque claramente complicados de abarcar por completo en una sola frase. Sería como poner por escrito los que se ve claramente entre líneas, y por esa razón no merece la pena hacerlo.

Definitivamente el pensamiento humano tan sólo es uno… con muchos matices.

Además de todo esto sólo se me ocurre, al menos de momento, una cosa que comentar. En la edición en francés que me he leído de esta obra, en la contracubierta mencionaba un par de cosas:

1º Antes de la guerra (2ªG.M.), Albert Camus concibe Calígula como un héroe de lo absurdo (*).

2º En 1945, esta obra fue recibida como una fábula de los horrores del nazismo…

Esto último me ha dado no pocas cosas que pensar, todas ellas relacionadas con su paralelismo.

A todo esto me viene a la cabeza parte del temario más importante del año pasado de Filosofía: la relación entre la libertad y la responsabilidad. Y más concretamente una frase: que nuestra libertad acaba allá donde comienza la de los demás. Claramente aquí tendríamos a Hitler como Calígula creyéndose en la libertad de matar a los que le rodean. Bella ironía al juntarla con la filosofía principal del personaje de Camus. Ambos intentando buscar algo “sobrehumano” (Calígula la luna y Hitler la dominación mundial), pero en realidad cayendo en algo “inhumano”. Los matices de las preposiciones… para mí que a estos dos se les mezclaron los significados… Terrible error.

__________________________________________________

Nat Graveyard
Coleccionista de Incunables

Edad : 22
Fecha de inscripción : 16/05/2010
Humor : Saliendo del subsuelo

Ver perfil de usuario http://paperdreams.0forum.biz

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.