La impostura freudiana

Ir abajo

La impostura freudiana

Mensaje por Helena de Troya el Sáb 4 Mayo 2013 - 23:39

¡¡Sí!! Aquí os presento a mi nuevo objeto de devoción en materia filosófica que ha relevado al antiguo, es decir, Óscar García (la verdad es que ya iba siendo hora): Juan Bautista Fuentes. Para que le veáis la cara, y de paso veáis un debate antropológico en el que se analiza El hombre que fue Jueves de Chesterton

¡¡Es el de la derechaaaaa!! I love you Mi profesor de Antropología Filosófica es autor de un libro llamado La impostura freudiana (en cuya portada aparecen los ojos de Freud, el "prestidigitador", el "encantador"... Son palabras textuales de Fuentes). He aquí, someramente presentada (estas no son horas, iré dejando caer un goteo de datos conforme transcurra el tiempo) la tesis "fuentiana" ^^ Very Happy : La teoría del psicoanálisis exime a sus coetáneos de la responsabilidad moral: Ilustremos la tesis con el ejemplo de la famosa Anna O: Anna O tenía un trauma enterrado en el subconsciente, el de haber deseado que muriera su padre (esta historia la contaré posteriormente con más extensión), trauma generado a los catorce o quince de edad y que le había provocado un sentimiento de culpabilidad tan insoportable que el horrible deseo se agazapó y ocultó en su subconsciente. Pero aquél parásito tenía que exteriorizarse de alguna forma, y hete aquí que la muchacha (ahora cumplida la veintena) viene a la consulta de Brewer, psicólogo del siglo XlX, con un cuadro clínico completo de... disfuncionalidades físicas tales como cegueras funcionales, contracturas en el antebrazo... ésta era la manifestación física que la soterrada culpabilidad psíquica derivada de haber querido que su padre se muriese de una vez, provocaba. Y... sí, esto consituía el germen del psicoanálisis freudiano: se libera a Anna O de la responsabilidad moral de un sentimiento tan asqueroso (ella adoraba a su padre). Claro que la teoría de Freud tuvo tanto éxito, ¿porqué? porque es mucho más cómodo admitir que las causas de esos sentimientos (querer acostarte con papá) nos son nuestra culpa, porque claro... ¡si hasta los bebés se excitan! bebecito I love you He ahí la impostura de Freud. Si resulta algo confuso el asunto es porque me he tenido que saltar un montón de detalles... Y ahora paso a comentar un poco lo de mi profesor: según lo ves explicando sus tesis en clase (que lleva discutiendo con Liria la tira de tiempo), te subyuga: ¡es esa mezcla de lenguaje verbal y gestual! Me subyuga, pero no me hipnotiza, nada de eso, no tiene nada que ver, eso es lo que hacían Charcot y compañía. ¡Me voy a la cama! adióos Smile
avatar
Helena de Troya
Divulgador
Divulgador

Edad : 23
Fecha de inscripción : 14/11/2011
Humor : pues está bien supongo...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.